Sindicación

El Blog

Alojado en
ZoomBlog

Acta de interpelación abierta del CDN (texto íntegro). KCNA.

Por Erduo Bing - 2 de Febrero, 2012, 20:01, Categoría: noticias

Pyongyang, 2 de febrero (KCNA) -- Desde el principio del año, los títeres surcoreanos hablan tanto de la reanudación del diálogo y la mejora de las relaciones entre el Norte y el Sur de Corea.

En estos días, dicen que dejaron abierta la "puerta de diálogo" pidiendo en cualquier hora y dondequiera a la República Popular Democrática de Corea comparecer cuanto antes a la mesa del contacto.

Para colmo, pronuncian unas frases fanfarroneadas como "no pierda la ventana de oportunidad" y "llegó el tiempo de responder".

Detrás de la cortina, discuten el programa de los ejercicios militares conjuntos "Key Resolve" y "Foal Eagle" contra la RPDC y se ocupan de trazar los complots anti-RPDC de toda índole, diciendo que "no se puede romper el marco de la teoría de principios".

Lo que no se puede pasar por alto es que tales pasos se dan a la instigación de su amo norteamericano que insiste en priorizar la mejora de las relaciones Norte-Sur confirmando primero la "sinceridad" de alguien sobre la renuncia nuclear.

Puesto que la camarilla de Lee Myung Bak anunció que desea la reanudación del diálogo Norte-Sur y la mejora de las relaciones íntercoreanas, el Departamento de Política del Comité de Defensa Nacional de la RPDC le urge con solemnidad dar claras respuestas al siguiente cuestionario abierto que refleja la voluntad de nuestro ejército y pueblo:

1. ¿Tiene la decisión de arrepentirse profundamente de sus inauditos crímenes cometidos durante el gran duelo nacional y pedir disculpas?

El ejército y el pueblo coreanos recuerdan frescamente los intolerables crímenes de la banda traidora de Lee Myung Bak cometidos en el período de gran duelo nacional en diciembre del año pasado.

En aquel entonces, cuando toda la nación coreana y la humanidad compartían la tristeza derramando lágrimas de sangre, la banda traidora se puso en la delantera en exacerbar las heridas de nuestro pueblo.

Por tal conducta abominable, la RPDC expuso su posición de principios de no tratarse nunca más con las autoridades surcoreanas.

Sin embargo, en lugar de sacar la lección debida de sus crímenes, la camarilla surcoreana insultó y burló nuevamente hace poco las lágrimas de tristeza derramadas por los militares y civiles coreanos y se atrevió a tergiversar lo ocurrido durante el gran duelo nacional para su campaña demagógica anti-RPDC abultando así su expediente criminal.

¿Cómo podremos sentarnos a la mesa del diálogo con esos bribones y canallas faltos de intelectualidad y moralidad que cometen las maldades de que son incapaces los hombres con sano juicio?

El diálogo y el contacto nacionales pueden dar el resultado deseado por la nación cuando sean encuentros entre humanos.

Si las autoridades surcoreanas desean de veras el diálogo y los contactos con la RPDC y la mejora de las relaciones íntercoreanas, deben castigar en nombre de la nación al traidor Lee Myung Bak y sus compinches, reconocer sus tremendos crímenes y pedir disculpas con arrepentimiento profundo, y prometer no volver a cometer la estupidez de tratar de ofender la máxima dignidad de la RPDC y socavar el sagrado régimen y la unidad monolítica de ella.

2. ¿Puede exponer oficialmente al interior y el exterior del país la voluntad de implementar cabalmente la histórica Declaración Conjunta del 15 de Junio y la Declaración del 4 de Octubre, programa de ejecución de la primera?

Ambos documentos históricos son una herencia signada del amor por la patria, la nación y el pueblo, dejada por el Dirigente Kim Jong Il, patriota sin igual y destacado líder de la nación coreana, e imperecedero programa para la reunificación de la patria.

La posición y actitud sobre ellos son la pauta que determina a los patriotas y partidarios de reunificación y a los vendepatrias y divisionistas.

Es precisamente la camarilla de Lee Myung Bak que invalidó de un tirón los éxitos históricos de la nación, alcanzados en virtud de las declaraciones íntercoreanas, que trajeron la reconciliación nacional, la paz y la prosperidad, al negar la veracidad de las dos declaraciones.

En estos momentos también, el traidor Lee está buscando en una habitación de "Chongwadae" (Casa Azul) la manera de poner en práctica su política sobre el Norte conocida como "Desnuclearización, apertura y 3 mil dólares" preconizando la "teoría de principios" que persigue el enfrentamiento fratricida.

Entonces, ¿sería correcto que nos sentemos a conversar con esa horda de traidores que se dedica a crear obstáculos a la reunificación estropeando todas las cosas deseadas por la nación y llevando a la fase catastrófica las relaciones N-S?

El diálogo y el contacto verdaderos están en implementar las dos históricas declaraciones N-S, conquista común de la nación.

Si las autoridades surcoreanas desean de veras el dialogo y el mejoramiento de relaciones con el Norte, deberán sepultar a la camarilla del traidor Lee que trató de quebrar las declaraciones, cancelar sus políticas irracionales como "teoría de principios" y "Desnuclearización, apertura y 3 mil dólares", productos de enfrentamiento entre ambas partes coreanas, y exponer al interior y el exterior del país la voluntad de ejecutar cabalmente las dos declaraciones N-S en cualesquier condiciones.

3. ¿Puede prometer públicamente al mundo no calumniar por más tiempo a la RPDC cuestionando el incidente de la corbeta "Cheonan" y el caso de fuego artillero en la isla Yonphyong?

La empeorada situación actual de las relaciones íntercoreanas se debe a la banda del traidor Lee que atribuyó al Norte el hundimiento de la corbeta "Cheonan" y le imputó la responsabilidad del incidente de cañonazos en la isla Yonphyong.

Nuestro ejército y pueblo esclarecieron la verdad de esos casos publicando varias veces el acta de revelación del grupo de inspección del Comité de Defensa Nacional para que la admitiera la camarilla surcoreana.

Con el paso de tiempo, se hacen más fuertes entre diversos sectores sociales del Sur de Corea y los grandes países inclusive Estados Unidos las voces que califican de un invento de la banda traidora de Lee la teoría de "participación del Norte" en el hundimiento de la corbeta "Cheonan". Hasta el ex embajador norteamericano en Seúl, Donald Gregg, reconocido como buen conocedor del Sur de Corea, dijo en un lugar público que él no cree la teoría de "intervención del Norte".

No obstante, sólo la banda de Lee abusa del caso de "Cheonan" en calumniar a la RPDC.

El incidente de cañonazos en la isla Yonphyong ocurrió también por culpa de los belicistas surcoreanos que pese a repetidas advertencias de nuestro ejército, abrieron primero el fuego hacia nuestras aguas jurisdiccionales con el fin de mantener la ilegal "línea de límite al Norte".

Al que recibió golpes por su mala conducta, le bastaría con aprender debida lección de ello.

Pero, partiendo de su lógica de bandido, la banda surcoreana califica de una "provocación militar" la medida autodefensiva de nuestro ejército.

Como si se hubieran dado cuenta de que su insistencia ilógica no sería aceptada nunca en ambos casos, dice alicaída en estos días que los trataría en las conversaciones si éstas se reanudan en el futuro.

¿Sería correcto que nuestro ejército y pueblo se reúnan con tales conspiradores y bribones descarados?

Si las autoridades surcoreanas desean tanto los diálogos y conversaciones, deben pedir disculpas ante la nación por los crímenes citados, castigar a los autores intelectuales de los casos y comprometerse al mundo a dejar el vicio de cuestionar a otros sin motivos justos.

4. ¿Puede tomar la decisión política de suspender totalmente los ejercicios militares conjuntos de gran envergadura contra la RPDC?

Los ejercicios militares conjuntos de gran dimensión que desarrolla la banda del traidor Lee Myung Bak en contubernio con los imperialistas norteamericanos son, sin excepción alguna, las acciones de guerra de agresión para chantajear y aplastar con armas a la RPDC.

Son incompatibles la guerra y el diálogo.

Es ilógico hablar de la paz con el enemigo que guarda el odio a la contraparte.

Si desean de veras el diálogo y tienen la voluntad de mejorar las relaciones bilaterales, deben dejar la espada que pueda dañar a la contraparte y crear el ambiente favorable.

Por esta razón, en el pasado tomábamos las medidas rotundas de interrumpir el diálogo y los contactos, aunque fueran apreciados mucho, cuando se desarrollaban los ejercicios bélicos en el suelo surcoreano y su contorno.

En estos momentos, la banda del traidor Lee Myung Bak muestra la dualidad preconizando el "diálogo" por una parte, y por la otra, trazando en EE.UU. el programa de ejercicios bélicos conjuntos "Key Resolve" y "Foal Eagle" a ser desarrollados desde finales de febrero y firmando el plan operacional para hacer frente a la supuesta "provocación militar" de alguien.

En la delantera habla del diálogo y en el trasero afila la espada para dañar a los connacionales.

Lo que no se puede pasar por alto es que los títeres surcoreanos pretenden librar los ejercicios bélicos contra la parte connacional en el período de gran duelo nacional.

Es muy fina la cortina de humo del diálogo y la mejora de las relaciones bilaterales.

Las autoridades surcoreanas deben aclarar su opción: la paz o la guerra, el diálogo o el enfrentamiento.

Si desean de veras el diálogo, deben tomar la decisión de parar completamente los ejercicios bélicos contra los connacionales, liberándose del servilismo a grandes potencias y de la dependencia de las fuerzas extranjeras.

5. ¿Está decidida a proceder a las acciones para la desnuclearización abandonando su erróneo criterio sobre este tema de la Península Coreana?

La desnuclearización de la Península Coreana debe abarcar toda la extensión del Norte y el Sur.

El problema nuclear surgió debido a las autoridades títeres surcoreanas y EE.UU. que introdujeron las armas nucleares en suelo surcoreano en virtud de la política norteamericana de "no admitir ni negar" la existencia de esos artefactos.

Por esta razón, la RPDC tiene mucho más que decir de ese tema que las autoridades surcoreanas y EE.UU.

Lo problemático es que la banda traidora de Lee Myung Bak coopera con EE.UU. para la "cancelación de armas nucleares del Norte" preparadas para hacer frente a la amenaza nuclear de las fuerzas extranjeras.

Evidentemente dicho, el disuasivo nuclear de la RPDC no es para hacer daño a los connacionales sino es el justiciero y autodefensivo para proteger a éstos desde la amenaza nuclear de EE.UU.

La historia demostró que si no se hace frente a las armas nucleares y misiles con los mismos artefactos, no se puede defender el destino del país y la nación.

Si no hubiera la amenaza nuclear de EE.UU., la RPDC no necesitaría ni una sola arma nuclear.

Sin embargo, la banda del traidor Lee Myung Bak habló de la "sinceridad" de alguien ignorando el significado del "principio de acción simultánea" y abogando al frente por la "cancelación nuclear del Norte" según le dicta EE.UU. e introduce en el Sur de Corea hasta el "ampliado disuasivo nuclear" de EE.UU.

Entonces, ¿sería justo sentarnos a conversar con la banda traidora, enloquecida por el servilismo, la sumisión y la dependencia de las fuerzas foráneas, que amenaza a los connacionales con el arsenal nuclear norteamericano?

Antes de hablar del diálogo, las autoridades surcoreanas deben tener conocimientos del problema nuclear de la Península Coreana asumiendo una posición correcta, y ocuparse de sus problemas tras salir del paraguas nuclear de su amo.

Para ese fin, deberán comprometerse a la nación a proceder primero a cancelar las armas nucleares en el Sur de Corea.

6. ¿Pretende seguir librando la siniestra campaña psicológica anti-RPDC?

La campaña psicológica es precisamente una acción de guerra.

Mientras se agrava la campaña psicológica anti-RPDC, se dirigen a la fase de explosión las agudas relaciones íntercoreanas.

Ya fue aclarada en varias ocasiones la posición sobre el respecto de nuestro ejército y pueblo.

Sin embargo, la banda traidora de Lee Myung Bak desprecia nuestra paciencia y la contramedida ya preparada de la RPDC.

Desde cuando nuestra nación sufrió el gran duelo nacional, recurre más persistentemente a la campaña psicológica de diversas formas para denigrar la máxima dignidad y el régimen de la RPDC movilizando no sólo a las escorias humanas sino también a los agentes expertos de la capa militar títere.

Además, intenta inducir de esta manera la "situación de emergencia" y lograr el "derrumbe del sistema".

¿Cómo podrá ser esta camarilla la contraparte del diálogo para nosotros?

Si la banda traidora surcoreana desea sinceramente el diálogo y el mejoramiento de las relaciones íntercoreanas, deberán dar punto final a todos los complots psicológicos, castigar a los involucrados en esa campaña, cumplir todos los acuerdos militares acordados entre ambas partes coreanas para la ejecución de la histórica Declaración Conjunta del 15 de Junio.

Si la banda del traidor Lee Myung Bak sigue amparando y creando como ahora los complots psicológicos anti-RPDC como "conductas civiles" y "sentimiento del pueblo", se empeorarán más las relaciones íntercoreanas y la cólera de nuestras fuerzas armadas revolucionarias se convertirán en cualquier momento en la guerra para reducir a cenizas los nidos de la campaña psicológica.

7. ¿Tiene la voluntad de reanudar la cooperación y el intercambio N-S orientándolos con sinceridad al fomento de paz, prosperidad, bienestar y beneficio comunes de la nación y dinamizarlos?

La cooperación y el intercambio íntercoreanos constituyen una labor pannacional para la coprosperidad y bienestar común de la nación.

En la cooperación y el intercambio está el camino de reconciliación nacional, unidad, paz, prosperidad y reunificación.

Por esta razón, se habían puesto en marcha la cooperación en la zona industrial de Kaesong y el turismo al monte Kumgang.

Pero, durante 4 años de su mandato, la banda traidora de Lee Myung Bak frenó la cooperación en Kaesong calificándola como "opción que favorece únicamente al Norte" e interrumpió el turismo al monte Kumgang pretextando la muerte accidental de una turista que sufrió esta desgracia por su propio error.

Chismeó como si la cooperación y el intercambio N-S hubieran beneficiado al ejército de la RPDC y contribuido a la posesión del disuasivo nuclear por ella.

Todos los embustes de Lee, incluyendo el esclarecimiento de la verdad del incidente, la medida para prevenir la repetición y la garantía de seguridad personal, no pasaron de ser un subterfugio para frenar la cooperación y el intercambio.

Nuestro ejército y pueblo vinieron viviendo hasta la fecha sin la cooperación y el intercambio con el Sur y vivirán mejor así en el futuro también. Y la RPDC es digna potencia militar con fuerte disuasivo nuclear.

¿Podrá ser acaso la contraparte del diálogo el traidor Lee Myung Bak que no puede sopesar siquiera el verdadero valor de intercambio y cooperación?

La RPDC no es un país que se deja llevar por la donación de una cantidad insignificante de "alimentos nutritivos" para la infancia.

Antes de abordar el tema de diálogo, las autoridades surcoreanas deben reflexionar de sus crímenes de sofocar la aspiración y la demanda de los connacionales sobre el intercambio y la cooperación, y exponer su voluntad de reanudar y activar estas labores en dirección a promover la paz y prosperidad de la nación y la coprosperidad y el bienestar común.

8. ¿Puede aceptar la demanda de principios de la RPDC de sustituir el actual sistema de armisticio por el de paz?

Ya hace mucho tiempo la situación de la RPDC se inclinó desde el estado inestable, ni la guerra ni la paz, a la fase de guerra.

Esto se debe al mantenimiento de las relaciones beligerantes y el sistema de armisticio, vestigio de la guerra fría, durante más de medio siglo después de terminada la guerra.

La responsabilidad por el respecto recae sobre EE.UU. que vino hablando por una parte de la paz y estabilidad de la Península Coreana, y por la otra, recurriendo obstinadamente a las maniobras de guerra de agresión contra la RPDC mediante la presencia de las tropas agresoras norteamericanas en el Sur de Corea.

La mayor responsabilidad la asume la banda del traidor Lee Myung Bak que enloquecida por el servilismo proyanqui y la confrontación fratricida, llevó la situación a la fase de la guerra de agresión contra la RPDC bajo el amparo de su amo norteamericano.

Al darse a la publicidad recientemente la estrategia militar de EE.UU. de dar importancia a la región de Asia-Pacífico, la banda traidora hace ingentes esfuerzos por cobrar la invariable "garantía sobre el apoyo militar y la seguridad" de EE.UU. incluso el mantenimiento de la presencia de las tropas norteamericanas.

Es también el traidor Lee Myung Bak que obstaculiza por todos los medios el contacto de los círculos militares de rango superior RPDC-EE.UU., iniciado por la primera con el fin de aliviar la tensión de la Península Coreana y establecer el sistema de paz.

Sólo el traidor Lee nada a contrapelo de la tendencia de la época en que toda la nación coreana libra la lucha contra las imprudentes provocaciones militares, el aumento armamentista, los ejercicios bélicos y otras maniobras de las fuerzas belicistas dentro y fuera del país bajo la consigna contra la guerra y por la paz.

Si la banda del traidor Lee Myung Bak desea sinceramente el diálogo, debe estar al frente en expulsar de este territorio a las tropas agresoras norteamericanas, obstáculo principal de la preservación de la paz en la Península Coreana, y mostrar la voluntad de aceptar incondicionalmente la posición justa de la RPDC de sustituir el actual sistema de armisticio por el otro de paz.

9. ¿Puede tomar la decisión de abolir inmediatamente las infames leyes antinacionales y anti-reunificación como "la de seguridad"?

La "ley de seguridad" es el peor código que sofoca la aspiración independiente de los surcoreanos e impide la mejora de las relaciones íntercoreanas.

En la actualidad, la banda traidora de Lee criminaliza en virtud de esa ley, que debe ser abolida, a las personas que vienen y van en suelo patrio para encontrarse con sus compatriotas.

Ejecuta también hasta a las personas honradas que expresaron condolencias por el fallecimiento del padre de la nación tras viajar al lugar donde reposa su féretro.

Sin abolir ésa y otras legislaciones infames, el Norte y el Sur no pueden sentarse a dialogar ni lograr la mejora sustancial de sus relaciones ni realizar los proyectos que puedan beneficiar a toda la nación coreana.

Lo problemático es que la banda traidora de Lee no hace caso de la demanda de la opinión pública de abolir tales leyes.

La "ley de seguridad" deviene el producto del régimen de dictadura de Yusin (renovación) y debió ser cancelada ya hace mucho tiempo con el fin de la guerra fría.

Si las autoridades surcoreanas desean de veras el diálogo con el Norte, deben eliminar a la banda traidora de Lee que intenta mantener tales leyes y jurar a la nación derogarlas totalmente.

La camarilla de Lee debe darse clara cuenta de su situación y evaluar a sí misma para saber si tiene o no la calidad de interlocutor antes de hablar a sus caprichos del diálogo y mejoramiento de relaciones entre ambas partes coreanas.

Diversos sectores del Sur de Corea definieron ya este año como "año de hacer balance" de las actuales autoridades e insisten con alta voz en "enjuiciar severamente" a Lee y sus compinches sin permitirles que se retiren impunes del poder o "se mueran naturalmente".

La demanda de diversos sectores surcoreanos es establecer la "nueva política y nuevo régimen" eliminando los caducos. En particular, la opinión pública surcoreana insiste en establecer un "gobierno de reconciliación nacional" excluyendo a Lee.

La situación se puso tan fea para él que hasta en su antro "Gran Partido Nacional" se exige la "salida de Myung Bak" mientras se divulga por Internet un video sobre la destrucción de su estatua de bronce.

La banda del traidor Lee, que se opone a la tendencia de la época y la aspiración de la opinión pública, ya se ha convertido en un moribundo político.

A ratificar, nuestro ejército y pueblo no tienen la intención de tratarse con esa camarilla surcoreana, abandonada por su servilismo a EE.UU. y campaña en busca de enfrentamiento fratricida y guerra anti-RPDC.

Nuestro ejército y pueblo, en el futuro también, coronarán la nueva centuria de la Era Juche como anales de reunificación de la patria logrando la reconciliación y la unidad nacionales con la posición de dar prioridad a la nación y su soberanía y frustrando a cada paso las maniobras de guerra de los belicistas internos y externos. -0-

Permalink :: Comentar | Referencias (0)