Sindicación

El Blog

Alojado en
ZoomBlog

CDN publica declaración respecto a 'Key Resolve' y 'Foal Eagle'

Por Erduo Bing - 25 de Febrero, 2012, 11:58, Categoría: noticias

Pyongyang, 25 de febrero (KCNA) -- El portavoz del Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea dio a la publicidad el día 25 la siguiente declaración:

Pese a las fuertes protestas y denuncia de los nacionales y extranjeros, la banda del traidor surcoreano Lee Myung Bak procedió a desplegar otra vez los ejercicios militares conjuntos "Key Resolve" y "Foal Eagle" contra la República Popular Democrática de Corea en contubernio con el gangsteril imperialismo norteamericano.

Ya fueron desplegadas en el Sur de Corea y su contorno enormes fuerzas armadas y medios de ataque de las tropas agresoras norteamericanas mientras entraron en la disposición para el tiempo de guerra colosales fuerzas terrestres, navales y aéreas del ejército títere surcoreano.

"Key Resolve" y "Foal Eagle" son una locura belicista nunca perdonable de esos gángsteres que coinciden con el período de duelo en la RPDC y un atentando insoportable contra la soberanía y dignidad de ésta.

Además, constituye un desafío frontal a la paz y seguridad de la Península Coreana y un acto que las perturba abiertamente.

Las circunstancias actuales muestran que la banda del traidor Lee, convertida en cadáver vivo abandonado por la época, recurre todavía a las desesperadas maniobras de guerra bajo el amparo de su amo estadounidense.

Frente a la situación creada, el Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea expone al interior y exterior del país la siguiente posición de principios:

1. Nuestro ejército y pueblo frustrarán con la guerra sagrada a nuestro estilo las tentativas de nueva guerra de la banda de traidores a la nación y los belicistas internos y externos.

Hasta la fecha, nos esforzamos en todo lo posible con paciencia y magnanimidad por detener la guerra y defender la paz.

Pero, haciéndose ilusión del "cambio al estilo egipcio" y "victoria de modo libio", la banda de Lee y los belicistas internos y externos se lanzan sin vacilación al aventurero camino de guerra sin conocer bien a su rival.

Los ejercicios de guerra contra la otra parte beligerante son, en su esencia, la declaración de guerra en silencio.

Es natural que la declaración de guerra produzca la reacción física.

Ya que fue declarada la guerra contra la RPDC, nuestro ejército y pueblo toman la firme decisión de defender la seguridad nacional y defender la paz del país respondiendo con la sagrada guerra por el estilo coreano.

Los blancos de nuestra guerra son la banda del traidor Lee y los belicistas internos y externos.

Los compinches de Lee son traidores de pésima calaña que como si fueran poco sus tremendos crímenes cometidos durante el gran duelo nacional, hieren doblemente a los connacionales de la RPDC apuntándolos con los fusiles y bayonetas de guerra.

El imperialismo norteamericano es el enemigo jurado que dividió en dos partes a nuestra nación y trata de imponernos el "modo político de EE.UU." mediante la otra guerra de agresión.

Nuestra guerra sagrada eliminará totalmente de esta tierra a la banda de Lee y los belicistas internos y externos con nuestro modo de guerra y poderosos medios de ataque desconocidos por el mundo.

2. Alentaremos más la lucha justa de los surcoreanos y compatriotas en ultramar que se han levantado para acabar con el "poder" del vendepatria Lee Myung Bak bajo la consigna "la paz sí y la guerra no".

La camarilla del traidor Lee es integrada por basuras humanas repudiadas ya por todos los coreanos.

"Fuera, Myung Bak" y "Enjuiciemos al poder de Lee Myung Bak y fundemos un nuevo gobierno de reconciliación nacional", he aquí lo que reclaman los círculos político y social y la opinión pública del Sur de Corea.

El "poder" de Lee es igual a un barco que comenzó a naufragar en las furiosas olas que levanta el pueblo sumamente indignado.

Durante 4 años de mandato de los compinches de Lee, les persuadimos en lo suficiente, mostramos los ejemplos de buena conducta y enseñamos en combate real nuestro poder de fuego.

A pesar de eso, ellos no aprendieron la lección y andan descabellados todavía en el camino de servilismo y sumisión a grandes potencias y traición a la patria y la nación.

Por esa razón, los hemos calificado de elementos a que no se puede perdonar más.

Sumándose a la opinión pública del Sur de Corea, nuestro ejército y pueblo orientarán e impulsarán activamente la lucha gigantesca de los surcoreanos y compatriotas en ultramar, que se han levantado por derrocar al "poder" de Lee Myung Bak, partiendo del ideal de dar importancia y preferencia a la nación y de la posición de amar al país y la nación.

3. Haremos probar a los belicistas norteamericanos, habituados a la guerra de agresión y la intervención, el poder real de los fusiles y la guerra de nuestro ejército y pueblo.

Son precisamente los agresores norteamericanos los que llevaron a la fase de guerra la situación de la Península Coreana que se mantiene inestable largo tiempo sin entrar en guerra ni en paz.

Además, ellos libran sucesivamente los ejercicios de guerra en el Sur de Corea y su contorno para confirmar las posibilidades de ejecución de sus planes de guerra para la agresión al Norte de Corea.

Si se intensifican las maniobras de guerra anti-RPDC del imperialismo norteamericano, nuestro ejército y pueblo entrarán en la disposición de enfrentamiento de vida o muerte con EE.UU. y comenzarán una lucha intensa por frustrar las imprudentes provocaciones militares, el aumento armamentista y las maniobras de ejercicios bélicos y por expulsar del suelo patrio a las tropas agresoras norteamericanas, obstáculo principal para la paz y la seguridad de la Península Coreana.

Mantendremos siempre al alcance de nuestro fuego los bastiones de las tropas agresoras de EE.UU. y sus instalaciones militares anti-RPDC y los destruiremos de un solo golpe si se detecta algún movimiento.

El arma nuclear no es un monopolio de EE.UU. Tenemos el medio bélico más poderoso que el arma nuclear de EE.UU. y los equipos de ataque ultramodernos que nadie tiene.

Estarían muy equivocados si los norteamericanos piensan que su territorio nacional estará seguro porque está muy lejos más allá del océano.

No hay límites en la intensidad y alcance del ataque de nuestro ejército y pueblo para destruir a los agresores.

Nuestro ejército y pueblo mantienen la invariable posición de hacerles probar el poder de los fusiles y la guerra de verdad.

La lucha de hoy por enterrar a la banda de traidores a la nación y a los belicistas dentro y fuera del país es la patriótica por la nación y el pueblo que está relacionada con el destino nacional en la nueva centuria de la Era Juche.

Nadie puede vencer el poderío de nuestro ejército y pueblo unidos monolíticamente.

Bajo la guía del Comandante Insigne del Paektu, el ejército y el pueblo de Corea darán inicio a la nueva era de reconciliación nacional, paz y prosperidad frustrando paso a paso las reiteradas maniobras de guerra de los enemigos.